martes, 19 de marzo de 2013

El yogurt fantasma

     El último día de nuestra escapada andaluza, después de llegar reventados al hotel, decidí dar un yogurt a Bebebatallas, como ya os comenté me dejé parte de la comida en el frigorífico, pero no olvidé los yogures (menos mal), bueno saco un yogurt y lo dejo encima del mueble bajito que tenía la tele y decido ir primero a lavarme los dientes, (papabatallas estaba a lo suyo con el ordenador), veo venir a verme al baño a Bebebatallas, con el yogurt en la mano y le digo que ahora se lo doy. Cuando salgo del baño el yogurt no aparece por ningún sitio.
     Buscamos debajo de la cama, entre los abrigos, detrás del mueble de la tele, debajo, en el baño, en el bidé, en la papelera, en las maletas, dentro de mis botas altas... nada.
     Yo: "Bebebatallas ¿Donde está el yogurt?"
     (...silencio...)
     Papabatallas: "¿Seguro que le has sacado?"
     Yo: "Si, seguro, porque he dejado los justos para mañana".
     Querido Bebebatallas unos padres en su sano juicio y normales, habrían dado el tema por zanjado, habrían cogido otro yogurt y te lo habrían dado, pero tus padres no.
     Papabatallas se levanta coge otro yogurt y lo pone en la mesa de la tele y se sienta mirando a Bebebatallas.
     Yo: "¿Que haces?"
     Papabatallas: "Esperar a que haga lo mismo con este".
     A mi me pareció una buenísima idea, así que me senté en la cama a esperar. Bebebatallas nos miraba como si fuéramos de otro planeta, sonriente, pero sin saber muy bien que se esperaba de él, (pasan unos segundos).
     Papabatallas: "Mira un yogurt, llévalo con el otro".
     Bebebatallas, mira señala el yogurt pero no se mueve.
     Yo: Manda narices que siempre coja y toque todo y ahora no se mueva.
     (...otros segundos más tarde...)
     Papabatallas: "Bebebatallas, un yogurt llévalo con su amiguito".
     Yo: (para añadir más drama, pero conteniéndome la risa): "El otro yogurt estará solito, pobrecitooo..."
    (.... nada...)
     Yo: "¿Y si no le miramos?"
     Y eso hicimos, mirar a Bebebatallas por el rabillo del ojo, pero ya pasaba bastante del yogurt (mucho hambre no debía tener), mientras yo volví a mirar dentro de mis botas, porque se me había venido a la mente que al día siguiente al meter el pie espachurraba el yogurt desaparecido.
     (varios minutos después)
     Yo: "Me estoy durmiendo, ¿le damos el yogurt ya?"
     Papabatallas: "¿Pero donde está el otro?"
     Somos incansables, así que después de otra búsqueda hasta dentro de la maleta, lo dejamos para el día siguiente sin resultado.
     Una vez en casa al deshacer toda el equipaje el yogurt no apareció, así que espero que el siguiente huésped se lo haya tomado a nuestra salud.
     Que tengáis buena semana.Un beso
   

20 comentarios:

  1. Miraste debajo del sofá yo de pequeña me dedicaba a esconder allí la comida que no quería jajajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si y debajo de la cama, creo que no quedo nada por mirar, un caso inexplicable.Un beso

      Eliminar
  2. Creo que hay un bucle que absorbe determinadas cosas cuando no miramos...ahí quedaron mis guantes, las gafas de sol de Diego (supuestamente olvidadas en nuestro coche, aunque nunca más se supo) y vuestro yogurt :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y algún día las encontraremos? jaja. Un beso

      Eliminar
  3. jajaja, misterios de la maternidad :D Yo creo que los niños tienen superpoderes para esconder las cosas y hacerlo a la velocidad del rayo, porque a mi me ha pasado con varias cosas ya. Y lo que es peor, yo escondo cosas para que estén fuera de su alcance y luego no recuerdo donde las he puesto. Así que estamos rodeados de objetos perdidos en casa, jajaja. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa mucho ultimamente que voy tan deprisa que tengo una cosa en la mano y al instante no la tengo y tengo que recorrer toda la casa para encontrarlo. Un beso

      Eliminar
  4. jajaja bebébatallas es un tío listo y nosotros ahora nos quedamos con la intriga :)

    ResponderEliminar
  5. Mientras no esconda "trofeos" en el hueco del aire acondicionado a lo Dexter vamos bien, jajaja! Buena semana!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja!!! Hay cosas inexplicables!!!
    Lola

    Os dejo enlace del sorteo q tenemos con bag accesorios
    http://cosicasdenuestravida.blogspot.com.es/2013/03/bag-accesorios-by-lola.html?m=1

    ResponderEliminar
  7. ¿Y no hicistéis el "San Cononato, San Cojonato, si no aparece los cojones no te desato"??? Con ese ritual en mi casa aparecía todo lo que se perdía misteriosamente, igual llevábamos días buscando y al final recurriamos a él y aparecía!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se me ocurrió, lo apunto para la próxima. Un beso

      Eliminar
  8. Jajaja, el misterio del yogur desaparecido!! No lo habrá dejado en la maleta, pensando en que cuando volvierais la nevera estaría vacía, y BebéBatallas necesitaría un yogur?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé yo, pero nada, ha desaparecido de la faz de la tierra. Un beso

      Eliminar
  9. JAJA que bueno el papá!!!yo voto porque lo tiro por la terraza,jajaj...misterios de la vida chica,jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba cerrada la ventana... en fin. misterios como bien dices. Un beso

      Eliminar
  10. Jaaajajajaja! Os imagino ahí animándole a repetir la fechoría y me parto, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, visto desde fuera era muy divertido. Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡No te vayas sin opinar!

¡No te vayas sin opinar!